13 octubre 2011

Poniendonos un poco en situación.


Soy cursi, cursi con ganas. Mi color favorito sin lugar a dudas es el rosa pastel, sería capaz de alimentarme solo de dulce, soy una romántica empedernida, me encantan las cosas a mano, sueño con tener una casa en el campo y un huerto, y muchos mini detalles más.
Y la verdad sea dicha mi casa no es que me ayude mucho a la cursilería.


 Esta es mi habitación, podría decirse que esta a medias pues falta cambiar los muebles, me encantaría tenerla de otra manera pero no es posible, aun así espero poder mejorarla acorde con mis gustos (¿ideas? XDD).


Este es el estudio, es básicamente la habitación donde paso el tiempo en casa, ya sea estudiando, crafteando o navegando por los internetes. Está llena de libros, apuntes y cosas de la familia y claro, muy romántica/cursi/naïf/campestre pues no es.


Y está es mi cocina, el lugar donde pruebo suerte con las recetas y sueño que tengo una pastelería…

Os estaréis preguntando el porque de estas fotos, básicamente es para que os hagáis una idea del entorno que me rodea y en el que quiero conseguir una Bonita manera de vivir. Son estos espacios los que tengo que ‘dulcificar/encursilar’ cuando este yo, pero vivo con mis padres para algunos aspectos la casa no es mía, es decir, yo no puedo tener la cocina como yo quisiera con mis cosas (esas pocas cosas de cocina que tengo mías que las tengo que guardar en mi habitación porque mis padres no quieren ‘trastos’ y que no tienen hueco en la cocina :/) y tampoco puedo tener mi zona de trabajo como tal pues es el mismo sitio donde estudio y el mismo sitio que tiene que estar perfectamente organizado y sin cosas cuando no se esta haciendo uso de él (aunque soy la única que esta en el estudio salvo una vez al cabo de las mil que mis padres hacen uso del ordenador, en fin…)

Sueño despierta con una casa en el campo donde estoy rodeada de bosque y puedo ver mi huerto desde la ventana. Sueño con una cocina enorme en la que cocinar continuamente dulces y pasteles. Sueño con estar cosiendo el tiempo que no estoy en la cocina. Y sueño muchas cosas más (como casi todos) y todos estos sueños los tengo en las tres habitaciones que os he enseñado, y por eso las he enseñado. Las enseño para que se vea el ambiente que rodea a Bonita manera de vivir, para que si acabo consiguiendo vivir de verdad de una manera bonita (aunque esto es subjetivo, lo que lo es para mi puede no serlo para ti) las personas que se sientan como yo puedan ver que es posible. Puede que a algunos no les influya mucho el entorno pero por lo menos a mi si lo hace, porque yo sueño con los bosques y el campo mientras vivo en una casa completamente normal, de ciudad, con una vista que se reduce a los ladrillos de cara vista de la finca de enfrente, y necesito de alguna manera conseguir un ambiente más campestre, tener un poco de esa vida en el campo en mi casa, día a día.
Así que si con mis experiencias puedo ayudar la gente de ciudad que como yo sueña con una bonita vida (sea o no en el campo) me sentiría enormemente feliz :)

Menudo rollo he soltado al final que no se si se entiende :/ En fin… ¡Hasta la próxima!

3 comentarios:

supercursi dijo...

Me encanta y coincido en todo lo que has dicho en las dos entradas que lleva el blog :O

Yo intento cada día hacer eso que explicas de poner un poco de tu parte para que las cosas sean bonitas, porque es verdad que para algunos es una tontería innecesaria pero para mí hay una diferencia entre comerme un sandwich de queso pelao y mondao envuelto en una servilleta, tirada en el sofá con el pelo cochambroso O tostar el pan, añadirle mermelada, ponerlo en un plato bonito y una bandeja y tener el pelo bien peinadito (vaya ejemplo...) ¿qué trabajo cuesta?

Y sobre lo de la casa, pues sí puede ser una pega cuando estás en el hogar paterno, aunque tu dormitorio en cienporcien tuyo y puedes volverte loca y hacerte una jaima si quieres, ¡jajaja! Mi casita es alquilada y hay cosas que no me gustan, pero intento sacar partido a lo que hay mientras llega mi soñada parcela de aguacates :)

Ya no me enrollo más, te dejo un post del blog de Patty Rain sobre las mori-girls, creo que te gustará, ¡un beso! ¡me encanta la idea de este blog!

http://awalkafterrain.blogspot.com/2011/08/manual-para-ser-una-chica-del-bosque.html

Momo dijo...

Muchas gracias por el comentario y la recomendación del post, lo curioso es que lo leí hace poco y me sorprendió encontrar un post sobre Mori girl en castellano porque hasta el momento lo que había leído estaba en inglés.
El ejemplo que tu pones es precisamente a lo que yo me refiero, me alegro de que alguien me entienda ^^. A seguir haciéndonos la vida lo más bonita posible.

Ania Aprendiz dijo...

Hola!
Quiero transmitirte que yo me siento exactamente como tú. Al leer tu post no he podido evitar leerme a mí misma. Yo también vivo en un piso, normalito, sin ni siquiera un balcón donde poder cultivar mis plantas, mi salón no es feo, pero lo siento frio y vacío de mi. Mi habitación es blanca como la nieve, cortinas blancas, armario y mesitas blancas, cabecero blanco..parece una habitación de hospital. Mi cocina, no es ni el asomo de la que quisiera tener, grande, dónde preparar mis pasteles, galletas y asados familiares. Una mesa grande dónde tomar el té con amigas mientras escuchamos lso pajarillos que se posan en la ventana que dá al jardín. Un jardín donde por supuesto está mi huerto :)
A ambas nos falta magia en nuestros hogares, nos falta la calidez de una chimenea, la luz tenue de unos candiles, un trocito de bosque en nuestra alcoba...Y yo también quiero modificar mi habitación pero estoy bloqueada..NO SE QUE HACER CON EL!!
En fin..y lo peor de ésto es..que muchas veces siento como si me faltase algo sin el cual no puedo ser completamnete feliz. Como si perteneciera a otro tiempo, otro lugar, otra vida distinta..o tal vez sean leves recuerdos, flashes de otra vida pasada en la que tuve ésto y tan feliz fuí. :) Ahora está en nuestra mano adptarnos cuánto podamos al ritmo de vida del siglo xxi e intentar que la magia de los bosques entre en nuestras modernas vidas.